Sigue en la mesa de diálogo el magisterio

Marcha el 18 de febrero por la justicia salarial y retiro digo. Foto Alina Luciano

 

CLARIDAD

ccotto@clarridadpuertorico.com

Este martes (22 de febrero) se espera que continúe el diálogo respecto a la situación del retiro de maestros entre las organizaciones que integran el Frente Amplio en Defensa de la Educación Pública (FADEP) UNETE, EDUCAMOS, la Federación de Maestros (FMPR) y representantes del Ejecutivo.

En entrevista, la presidenta de EDUCAMOS, Migdalia Santiago, puntualizó a CLARIDAD que las reuniones no son una ‘negociación’ y sí son una mesa de diálogo, que fue lo que establecieron con el gobernador. Se refiere a la reunión sostenida por las portavoces del FADEP con el gobernador Pedro Pierluisi, la semana anterior en La Fortaleza.

En la primera reunión de diálogo, la cual se efectuó el pasado 15 de febrero, participaron el secretario de Estado, Omar Marrero, en representación del gobernador y quien conduce el dialogo; el asesor legal de La Fortaleza, licenciado  Yamil Ayala; el director del Sistema de Retiro, licenciado Luis Collazo Rodríguez, y el secretario del Departamento de Educación (DE), Rafael Román. Por parte del magisterio, además de Santiago estuvieron Liza Fournier, presidenta de UNETE, y Mercedes Martínez, presidenta de la FMPR, todas acompañadas por otro miembro de su organización, además de una de las asesoras legales del FADE, Jessica Méndez Colberg. También estuvo el representante legal sindical exclusivo y el presidente de  la Asociación de Maestros (AMPR), Víctor Bonilla Sánchez. En la reunión, la Asociación de Maestros no hizo ningún planteamiento respecto a los planteamientos del  FADEP, reveló la presidenta de EDUCAMOS.

Santiago explicó que de parte del FADEP el planteamiento inicial es la no congelación de las aportaciones que tienen al Retiro los y las maestras que están  actualmente en las escuelas. Es decir, que se mantenga el  beneficio definido, como lo establece la ley 91, que es el 75 % del salario, vitalicio, con 30 años de servicio y con edad de jubilación de 55 años y no de 63, como quería la Junta de Control Fiscal. Aunque indicó que eso ya la Junta y el gobernador lo aceptaron,  hay unos casos particulares de maestros que necesitan comprar tiempo, cerca de 10 meses, que tienen 28 años y medio de servicio, tienen la edad y necesitan completar los 30 años. Si no se retiran ahora, estas personas tendrían que trabajar hasta los 63 años y perder el 75 % de su pensión. Esto ocurriría porque el próximo15 de marzo, cuando entre en vigor el plan de ajuste de deuda (PAD), quedaría congelada la aportación al Sistema de Retiro.

“Nosotros plantemos que no es justo, porque ningún maestro se retira en abril, es en mayo o junio. La ley no establece una fecha para la compra de tiempo. Ahí hay una asignación que el Ejecutivo tenía pendiente con ese grupo que ya solicitó irse, pero hay un grupo que está bien cerca de los 30 años y no solicitaron irse, algunos teniendo casi el tiempo”.  Es decir, que hay maestros que necesitarían comprar tiempo de retiro porque cumplirían su término de los 30 años en los meses de marzo o abril. Santiago indicó que el Frente plantea que se abra  un espacio para que  las personas que cumplen en este semestre los 30 de servicio y tienen la edad, pero que no solicitaron el retiro, se les dé ese espacio y se les oriente. Que sea el maestro el que decida.

El secretario del DE se mostró dispuesto a que se moviera la fecha para hacer la compra de tiempo, dado a que  una vez el DE certifica que el maestro se puede retirar es que entonces  procede el Sistema de Retiro.

El otro asunto abordado en la reunión fue  lo que tiene que ver con la aportación que hace el maestro al Retiro una vez se congele el sistema el 15 de marzo. Según explicó Santiago, se supone que el Gobierno esté trabajando una cuenta a donde iría la aportación de cada uno de los miembros del magisterio, algo parecido a un 401K, en lo que llaman un sistema  híbrido. Ese dinero del maestro, que se congeló, le corresponde al maestro si se queda hasta los 63 años, como dice la Junta. Pero habría una segunda aportación de parte del Gobierno. Para esta aportación, este necesita el permiso de la Junta, por lo que hay dos maneras en que se está planteando esta alternativa. Una, hacer la aportación que sea en los primeros dos años (hasta ahora el Gobierno no tiene idea de cuánto podría ser) y la segunda, hacerlo anualmente, que fue lo que le aprobó la JCF a la Policía. De paso, Santiago apuntó que hace más de 10 años que el Gobierno no aporta al Sistema de Retiro.

La presidenta de EDUCAMOS denunció como una demagogia el que el Ejecutivo les planteara estas dos propuestas, debido a que la JCF ya rechazó la primera para los miembros de la Policía. Según el secretario de Estado, esas son las dos posibilidades legales que puede tener el Gobierno. “Eso puede ser así, pero ya la Junta dijo que no a la primera. El magisterio son 27 mil, así que la Junta va a decir que no”, afirmó. En cuanto a la propuesta, las representantes del magisterio recabaron  más información sobre cuál sería la aportación y qué compañía se contrataría para manejar las cuentas. Se esperaba que este fuera el tema a tratar en la reunión de este martes.

El otro asunto que planteó el FADE en la reunión fue una exhortación a que el Ejecutivo impugnara el PAD.  Aunque el secretario de Estado dijo que lo conversaría con el gobernador, fue evidente que el Ejecutivo rechazó esta alternativa. Esta invitación se le hizo también a la Asociación de Maestros. El plazo para impugnar el PAD venció el 18 de febrero. El hecho es que el Frente, constituido por EDUCAMOS, UNETE y la Federación, son los que único han impugnado el PAD.

En cuanto al DE, quedó claro que el aumento de los $1 mil dólares es para todo el magisterio, para elevar su sueldo base a $2,700, y será efectivo este próximo 1.0 de julio. Comentó que presumen que la JCF dio el visto bueno para el aumento e incluso el secretario les dio a entender que ya él tenía el dinero identificado.

Un aspecto que no se ha abordado es la edad del magisterio y el impacto que tendrá sobre el sistema según se produzcan los retiros. La presidenta de EDUCAMOS indicó que las organizaciones han pedido esos datos. En torno ese tema expuso que debido a que el sueldo del magisterio no es atractivo no están entrando jóvenes a estudiar Pedagogía.

“Planteamos que tienen un problema bien serio, precisamente, por el menosprecio a la educación y el magisterio, que lo que provoca es que ya casi nadie quiere estudiar Pedagogía”. Una prueba de esto es que hay  más de mil estudiantes sin maestros de Educación Especial, afirmó. Dio a conocer que para subsanar la falta de maestros el DE está evaluando una nueva la carta circular  para reclutar personas como maestros aunque su bachillerato no sea en pedagogía. “El grave problema es que cuando se hacen esas cartas circulares quien tiene la obligación de proteger al magisterio es el representante exclusivo, pero la Asociación de Maestros  trabaja para el Departamento, así que lo que nos encontraremos cuando baje esa carta de circular nueva será con el desastre total de que cualquiera puede ser maestro”.

Agregó, además, que no habrá espacio para los jóvenes si el maestro se tiene que quedar hasta los 63 años en el salón de clases, lo que resulta en una fuerte carga emocional.

 

Artículo anteriorSe consuma el cierre del Hogar Intermedio de Mujeres en San Juan
Artículo siguienteEl PNP no es un partido, es un cartel