La 18

 

Especial para En Rojo

1. La 18. Cruce de 2 grandes avenidas. La cruz del camino donde todos somos locales. Cerca de fondas, cines y museos. También cerca de cosas innombrables.

…puedes llevar a arreglar tus zapatos a un zapatero estilo antigüo, o ir al sastre, o al laundromat, mirar antigüedades, ir a agencias gubernamentales, laboratorios, barberías, abogados, comprar comida orgánica, visitar galerías y ver murales

…es como el centro del universo. Como si pudieras estar en todos los sitios a la vez

…todo el mundo pasa por la 18. Si pasas por la 18, seguro te encuentras con alguien que conoces de la Upi, o de San Juan, o de cualquier otro lado

…también te puedes encontrar a tu abuela comprando unas telas, o a tus vecinos de infancia que encargaron unos pasteles

…o te puede saludar desde un carro la persona mas inesperada: ¡¡¡EEEEh María!!!

…algunos me vieron desde la guagua o yo los vi a ellos

…la 18 va mas allá de la 18. A veces ocupa desde la 15 hasta la 22

…nadie dice: “yo vivo en la 17”. Dicen “yo vivo cerca de la 18”

…landmark universal puertorriqueño a la hora de dar direcciones

…un faro que nos guía hacia Condado, Miramar, Isla Grande, Puerta de Tierra, Viejo San Juan, Campo Alegre, La Colectora, Altos del Cabro, Ocean Park

…hace años que no paso por este “pequeño manhattan” pero diariamente lo veo en fotos que postean los que lo recorren a diario a los que agradezco ponerme al día de sus muros, de sus aceras, de sus esquinas.

2. la pierna de Don Arturo

parada #19

Don Arturo era un abogado que terminó en la indigencia por problemas mentales. Siempre estaba en la 19 (Ponce de León), pero no del lado de Rubén Café, si no en la acera del frente, en la del hospital abandonado.

Tenía la pierna muy mala, y él estaba todo el día hurgándosela y arrancándole cosas, dejando el banco de la parada lleno de un líquido brown rojizo que luego se secaba ya que el municipio nunca se ha ocupado de la limpieza de los bancos de las paradas, por esos los ponen de metal, para que todo el mundo haga de todo ahí y luego se lo lleve la lluvia.

Los miembros del Colegio de Abogados le tenían mucho respeto a Don Arturo, y cuando pasaban por ahí conversaban con él, entonces Don Arturo conversaba con la fluidez y la soltura de un abogado.

Se decía que su familia ya había hecho todo lo posible por él. A Don Arturo le daban unas crisis y se iba al medio de la avenida a gritar mientras se jalaba el pelo o se lo revolcaba. Los carros que pasaban se detenían, disminuían, hacían maniobras para no arrollarlo.

También hablaba solo, acerca de política, utilizando las partes de su mente que en el pasado habrían sido las de un hombre inteligente y cuerdo.

A Don Arturo le gustaban las muchachas, les conversaba y les pedía su número de teléfono, pero estas no se lo daban, …como quiera, …él no tenía teléfono.

Muchos de los conocedores de Santurce que lean esto podrían confundirse con “Albizu” (mejor conocido como “Wilkins”), que también era otro conocido indigente que también fue abogado (fiscal). Pero Don Arturo es Don arturo y “Albizu” es “Albizu”. Eran muy diferentes. “Albizu” usaba barba y chaqueta, nunca hablaba, y se había hecho unos rotos es los pantalones en sitios estratégicos para poder meter la mano y rascarse con discreción, …si, rascarse, no vayan a pensar mal, …cuando “Albizu” no estaba ante el ojo público en la Ponce de León, estaba meditando sentado en posición de flor de loto en la grama detrás del nuevo Conservatorio del lado de la Baldorioty.

Don Arturo no estaba en la 19 todo el tiempo. Recorría todo Santurce y Viejo San Juan donde también le daban crisis y le curaban su pierna en Plaza de Armas.

Luego se supo que murió. Me imagino por complicaciones de lo de la pierna .

3. La pierna de ZZ-Top frente a “La Hacienda”

 

Así le llamaban por su larga barba rubia, su chaqueta y sombrero. Una forma fácil de identificarlo, por su gran parecido a los del grupo ochentoso

ZZ-Top. Era un indigente norteamericano. Siempre estaba frente al mercado La Hacienda en Miramar, nunca en la entrada, si no a la derecha.

Nunca mostró signos de que padeciera de sus facultades mentales.

Nunca pidió dinero. La gente se lo echaba en su vaso. Compraba sus cosas en el supermercado Pueblo.

Este indigente de conducta intachable a pesar de su alcoholismo, estaba muy enfermo, además de su pierna podrida que tapaba con su pantalón. Su sufrimiento físico era evidente.

Nunca supe su historia, ni qué lo trajo hasta Puerto Rico.

A diferencia de otros deambulantes que les limpian sus heridas, les recortan el pelo y barba, ZZ-Top lucía completamente descuidado. No sé si rechazaba los cuidados y prefería el abandono .

Nunca oí su voz.

Cuando se supo de su muerte, todo el mundo siguió con su vida pero se sintió un silencio en el aire.

Este misterioso y humilde hombre de mirada profunda.

Tristes historias cuentan las calles de Santurce.

4. síguelo hasta la 18

…la Fernández Juncos

…la Ponce de León

préstame tu lighter

préstame 20 pesos

yo me apeo en la 18

Santurce

Las 4 esquinas de la 18:

Arias

China Sun

Marriane Plus

la Labra

los diferentes tipos de “man”:

 

man -tecado

 

man -zana

 

man -gó

 

man -í

 

man -ita

 

man -gosta

…la guagua en la 18

 

feat:

Bayamón en el tope del mundo

aparición especial:

“Naranjito”

te presto mi lighter en la 18

 

Artículo anteriorEstrena película musical “Calle de la Resistencia”
Artículo siguienteMiel que me das: “Piropo” – Corinna