El Departamento de Recursos Naturales ante LUMA

 

CLARIDAD

ccotto@claridadpuertorico.com

Miembros de organizaciones ambientales se manifestaron frente al edificio del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) para exigirle al secretario Rafael Machargo que cumpla con la ley 33 del 2019 de Política Pública Ambiental en relación con el uso de energía renovable y que se exprese sobre el contrato de LUMA Energy.

“Estamos exigiéndole al secretario que se manifieste en relación al contrato de LUMA porque la política pública del Gobierno desde el 2019, se supone, es que vamos a seguir la de energía renovable, y aunque todas las instancias gubernamentales tienen esa responsabilidad, entendemos que Recursos Naturales es la que tiene la responsabilidad mayor, porque es la que está obligada a defender y a preservar los recursos naturales. Y como ese contrato de LUMA da al traste con esa política pública, es responsabilidad de un funcionario público que tiene esa posición defenderla y rechazar ese contrato porque es incongruente con la política pública”, afirmó a CLARIDAD Juan Camacho, portavoz del grupo Toabajeños en Defensa del Ambiente.

Myrna Conty, portavoz de la Alianza de Energía renovable (AERA), subrayó que el secretario debe cumplir con su deber ministerial y rechazar de manera categórica el contrato. “LUMA seguirá la política de la quema de combustible fósiles, impactando de manera negativa los recursos naturales y la salud de nuestra población”.

 

Mientras, el portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, Víctor Alvarado, señaló que en el área sur por muchos años han tenido problemas con su acuífero y han tenido mala experiencia con la planta de quema de carbón AES, la cual ha contaminado el acuífero del sur. “Y ahora tenemos a otra empresa privada, como es LUMA, que no solamente va a tener acceso a la generación eléctrica, sino que también va a tener acceso a los embalses. Así, que en la práctica, van a estar privatizando el acceso al agua en Puerto Rico, y eso es algo que nos preocupa muchísimo. Incluso sabemos que el planteamiento de LUMA sigue siendo a favor de los combustibles fósiles. No va a haber un movimiento real hacia la energía renovable”.

 

Reiteró que con LUMA se estará violando la Ley de Cambio Climático (LCC), la cual se supone que obliga a que para el 2050 el país esté utilizando energía a base de energía renovable. Sin embargo, el planteamiento de LUMA sigue siendo a favor del uso de combustibles fósiles, los cuales ya han contaminado los abastos de agua del sur.

Según a la ley 33, aprobada en el 2019, se supone que para tan pronto como para el 2023 Puerto Rico esté generando un 40 % de energía renovable y el 100 % para el 2050. Además, la ley dispone que se lleve a cabo una reforestación, con una siembra de 500 mil árboles en cinco años, se reduzca en un 60 % los desperdicios sólidos en los vertederos y que se implemente un currículo escolar de mitigación, adaptación y resiliencia al cambio climático.

Los ambientalistas denunciaron que el DRNA no ha cumplido con ningunas de esas tareas y, más aun, no han escuchado al secretario expresarse acerca del contrato de LUMA ni de otros problemas que le competen de cerca, como la construcción en las costas y en otras áreas de valor natural.

Alvarado trajo como ejemplo que la ley de Cambio Climático dispone que para este 2021 en Puerto Rico no se queme más aceite, que se recicle; pero que Recursos Naturales no está haciendo nada para hacer cumplir esa ley. “Tenemos un Departamento de Recursos Naturales que hace años en Puerto Rico no existe y lo están demostrando en el caso de LUMA y de la planta de carbón. Sigue la contaminación de nuestras costas, se siguen apoderando, dando permisos y, otros, sin permisos, construyendo, y Recursos Naturales no está haciendo mucho con eso”.

La preocupación de los ambientalistas es que la Ley de Cambio Climático se vaya a hacer sal y agua y sus planteamientos no se cumplan. En esa línea también se expresó el portavoz de la organización El Puente, Federico Cintrón: “Me parece que es una vergüenza la actuación de Recursos Naturales al no tomar una posición clara sobre estos temas, sobre todo, cuando a nivel internacional las conversaciones sobre el cambio climático están bien avanzadas en muchos países, incluyendo al nuevo presidente de Estados Unidos, que ha decidido sacar una orden ejecutiva y moverse hacia eso. Que nosotros como gobierno y como país no nos expresemos sobre eso me parece que es inaceptable en estos momentos del juego. La agencia encargada de mover esos temas está callada y no está moviendo la política pública para poder protegernos del cambio climático. ¡Eso es fundamental!”

La portavoz del Sierra Club, Adriana González, igualmente subrayó a preguntas de CLARIDAD que esa organización se ha expresado en los Estados Unidos en contra del contrato. En esencia, porque este no va a proveer lo que está en la LCC. Describió que en los Estados Unidos el Sierra Club trabaja en contra de la perpetuación del uso de los combustibles fósiles. “Es algo que no podemos dejar, y este contrato es exactamente el mismo tipo de contrato que vemos en Estados Unidos de compañías de carbón privatizadoras que lo atan a combustibles fósiles. El Sierra Club se ha declarado en contra de este contrato, se ha declarado en contra del proceso en general, y desde la ley 17, diciendo que la privatización de la energía eléctrica iba a ser la muerte para la energía renovable en Puerto Rico. Ahora es una lucha contra LUMA. Pero desde el comienzo de todas estas luchas, ha sido una por el derecho que tenemos a tener una energía que sea pública, que sea accesible y que sea renovable”.

 

 

 

Artículo anteriorMelancolía por la UPR: Sobre la necesidad de luchar por la universidad pública.
Artículo siguienteMiel que me das: “Epitafio a un caballo” – Ánite