spot_img

pepe-liboy

Advertismentspot_img

Blind date con un libro

  La enigmática invitación de la Biblioteca José M. Lázaro estaba en la pantalla de mi teléfono. Era un blind date con un libro. Al parecer una lectura inesperada o un libro que pasé por...

El buzo olvidadizo

El buzo descendió al mar. La presión del agua era tan grande que al llegar al fondo se quedó aprisionado, pero al dejar de bracear el mismo cuerpo lo llevó a la...

Hay amores y amores

   ¿Qué se puede hacer en una universidad donde hace falta regirse por la armonía preestablecida? Nunca me ha hecho falta llegar hasta el fondo y aclarar si fueron Kant o Leibniz quienes...

Reflexiones filosóficas

Todo el mundo llega a la nube No es Ser porque te conozca la gente como decía Berckley ni vivir para siempre, como promete la fe cristiana. Uno puede tomar el curso del...

Memorias de un estadista frustrado

    Mi madre había horneado un bizcocho en forma de bandera americana para amenizar una actividad en la que se conmemoraba una serie de escenas de guerras en suelo americano. Eric Carrión diseñó...

Los encendedores

    Nunca supe explicar por qué se quemaban con tanta frecuencia las estufas de mi vecindario. Las hornillas explotaban, tanto en Trujillo Alto como en Río Piedras, lo que causaba que las amas...

Homenaje a Batichica, bibliotecaria de la Unam

    Una bibliotecaria mejicana tiene un blog sobre libros que se llama Batichica, en el que ha publicado su idea sobre los libros en general y alguno que otro comentario sobre lo bonito...

El entorno social de los gemelos

En la calle Rufino Tamayo vivían dos hermanos gemelos idénticos que jugaban en el mismo equipo de pelota de Pequeñas Ligas en el que yo estaba apuntado. Edgardo y Armando, que se...

pepe-liboy

Advertismentspot_img
Traducir»