A veces llegan cartas

foto por Ernesto Robles

Para Alexandra, Manuel y su hijita

En Puerto Rico hemos sufrido de todo de parte de los enemigos del pueblo con tal de que el sistema politico-colonial de explotacion y retraso que padecemos siga reproduciéndose. Esto ahora sigue incluyendo el golpe a hijos e hijas de quienes representan una amenaza de transformación social y política como es el caso de Alexandra Lugaro y Manuel Natal.

Ante la atrocidad que han sufrido a manos del terrorismo mediático de Antulio (El Kobo) Santarrosa, escondido cobardemente detrás de la llamada Comay, resultan palabras vacias decir que ni Alexandra ni Manuel ni nadie se merecen semejante ataque.

Pero el caso de la hijita de Alexandra y Manuel es parte de un todo en cuanto al cerco que se tiende cuando se amenaza al sistema politico-colonial. No obstante, este caso sienta un precedente en cuanto a la desesperación y al método empleado por el abuso público y de otra indole de una nena para llegar a sus padres. Un golpe quizás sobretodo a su madre, que de paso busca dar un “escarmiento” a quienes se plantean o se planteen la misma valentía de amenazar el sistema que han tenido Alexandra y Manuel.

Actividad para exigir la salida de Kobo Santarrosa. foto Ernesto Robles

(El caso además da permiso para toda clase de fechorías de misóginos y pedófilos, tema que ocuparía muchas cuartillas más.) Por todo lo anterior hay que detener nueva y definitivamente el programa la Comay y a Antulio Santarrosa.

Hace tiempo que Puerto Rico estaría mejor de no ser por los métodos empleados para salvar el sistema politico-colonial. Estos además del terrorismo mediático incluyen los chismes echados a correr, la difamación, la discriminacion política, distintas maneras de intimidación individual y colectiva, la explotación de rasgos de personalidad, la infiltración de organizaciones, el carpeteo, la persecución, la represión, el entrampamiento y hasta el asesinato político (como entre otros fue el caso de Santiago Mari Pesquera, hijo de Juan Mari Brás y Paquita Pesquera Cantellops).

Nos salva el hecho que las manos que manejan los hilos de los metodos anti pueblo hacen de todo menos resolver las hondas contradicciones que en el Puerto Rico de hoy han llevado a una crisis multi dimensional. La búsqueda a la solución de esas contradicciones abren la puerta a un amanecer más esperanzador, más humano, más justo y mas solidario como son Alexandra y Manuel y que no me cabe duda serán cada vez más… por el futuro Valentina y todos los hijos(as) de Puerto Rico.

¡Adelante!

Olga Sanabria Dávila, San Juan

 

Artículo anteriorDe Grandes Ligas, NBA y otras notas
Artículo siguienteBolivia: Patria, dignidad y soberanía en el juego electoral