Signo divino para más allá de las religiones

 

Especial para En Rojo

En varios países del continente, el Consejo Mundial de Iglesias, que agrupa a 350 confesiones cristianas, está impulsando la creación de Redes Ecuménicas del Agua (REDA) con el objetivo de defender el agua como bien común de la humanidad y derecho universal de todo ser vivo.

La defensa de las aguas es cuestión prioritaria para todas las corrientes espirituales que vinculan la fe con la vida. En todas las religiones, los elementos considerados sagrados deben ser respetados y protegidos. Sin embargo, en el mundo capitalista, al igual que la tierra y toda la naturaleza, el agua es mera mercancía a explotar en beneficio de las élites.

Por ello, es reconfortante ver que, en todo el continente latinoamericano y Caribe, crece la conciencia de que la defensa del agua es responsabilidad de toda la sociedad civil. En julio de este año, Gualegaychú, ciudad de la región de Rosario (Argentina), aprobó oficialmente la celebración de una semana anual del derecho humano al agua y al saneamiento básico. Este fue resultado de una larga y dura lucha de la sociedad civil y de instituciones como el Ágora de los/las Habitantes de la Tierra en Argentina y de la Cátedra del Agua de la Universidad de Rosario. El objetivo es sensibilizar a la población y luchar contra la mercantilización y privatización de los servicios de agua y saneamiento.

La falta de saneamiento ambiental, especialmente en los países pobres, contribuye a la contaminación de las fuentes de agua. Según datos de la ONU, más de 1.200 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua potable y 2.400 millones no tienen acceso al saneamiento. El impacto sobre la salud humana y el medio ambiente es trágico. Esta situación se agrava aún más cuando la ambición, dirigida a los futuros usos privados del agua, la privatiza. A partir de diciembre de 2020, por primera vez en la historia, el agua se negocia como mercancía en el mercado de futuros de la bolsa. En Wall Street, en la Bolsa de Nueva York, el Nasdaq lanzó el Nasdaq Vélez California con la cotización del Agua.

La sabiduría ancestral de la humanidad nos enseña que “estamos unidos al universo a través del agua”. Para los que creen en Dios, el agua es vista como expresión del amor divino. Por eso la Red Ecuménica del Agua, aunque es una iniciativa de iglesias cristianas, fomenta el diálogo y el ecumenismo entre culturas y con otras religiones. Ayuda a las comunidades a integrar el agua como signo e instrumento de unión con todo el universo que nos rodea. En nuestros días, toda la humanidad necesita considerar el agua como el sacramento más sagrado de la vida.

 

Artículo anteriorCrucigrama: Emilio Roig de Leuchsenring
Artículo siguiente¡Te invitamos a un recorrido lleno de naturaleza, aventura y reconciliación!