Casa llena en presentación de documental sobre Rafael Cancel Miranda

Lleno a capacidad, y con  una desbordante recepción por parte de la audiencia, se presentó en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras el documental Rafael Cancel Miranda:“I am not sorry for what I did”, el recuento personal del héroe nacional puertorriqueño sobre el ataque al Congreso de Estados Unidos, organizado por el Partido Nacionalista de Puerto Rico, y del cual fue protagonista, junto a Lolita Lebrón, Irvin Flores y Andrés Figueroa Cordero, el 1ro. de marzo de 1954.

A través de la narración de Rafael Cancel Miranda sobre su vida, sus influencias y su adhesión al Partido Nacionalista de Puerto Rico desde su niñez, el documental adentra a la audiencia al contexto político y económico del Puerto Rico colonial de la primera mitad del siglo veinte. Colonia de España durante cuatro siglos, Puerto Rico fue invadido y ocupado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos el 25 de julio de 1898, tras la derrota de España en la Guerra Hispanoamericana. Mediante recortes de periódico, entrevistas y pietaje fílmico de la época, el documental recrea cómo fue la vida en Puerto Rico durante las primeras décadas tras la llegada de “los americanos” para los trabajadores, los pobres y las y los luchadores por la independencia.

Los nuevos colonizadores habían llegado con sus propias reglas del juego: su idioma inglés, su cultura anglosajona- tan ajena a la nuestra- y sus crueles políticas de explotación económica que exacerbaron las contradicciones en grandes sectores del pueblo, que ya pedían la independencia de España, y luego la reclamaban de Estados Unidos. Se presenta también el impacto de la elección de Pedro Albizu Campos a la presidencia del Partido Nacionalista de Puerto Rico y el vuelco combativo que dio dicha colectividad política frente a las constantes agresiones e imposiciones de la potencia colonizadora.

El eje del documental, sin embargo, es el relato extraordinario y conmovedor del poder transformador  del amor a Puerto Rico, del orgullo de ser quienes somos, y del valor, sacrificio y heroísmo de los hombres y mujeres que, por amor a su patria, se han elevado a la cumbre de la dignidad en la lucha por su independencia y plenitud.  La recepción entusiasta y espontánea de la  audiencia, que llenó tepe a tepe el majestuoso teatro universitario, fue la mejor prueba de cuán importante es el cine como medio para divulgar la verdadera historia de Puerto Rico,  la cual ha sido escondida, distorsionada y escamoteada por el discurso y las mañas del oficialismo. También demuestra que nuestra gente sabe reconocer, aceptar y agradecer las gestas de los héroes, heroínas y luchadores independentistas.

El filme fue producido y dirigido por la cineasta y profesora Ana María García, en conjunto con la Facultad de Comunicación e Información de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras. La co producción es de Operación Filmes, y la realización es producto del excelente trabajo de conjunto de un gran grupo de experimentados profesionales de la creación y producción fílmica en nuestro país.  La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades auspició la producción, a la cual también se unió un nutrido grupo de productores honorarios, auspiciadores y colaboradores.

Artículo anteriorLos mercaderes de la estadidad y la Universidad de Puerto Rico
Artículo siguienteA cinco años de María y días de Fiona, crece la insurrección energética de Casa Pueblo