De beisbol, boxeo y lucha

 

Especial para CLARIDAD

El compañero Elliott Castro decía que en el deporte casi siempre ganan los mejores, pero que eso no aplicaba al beisbol. Definitivamente, eso ha quedado demostrado en las series de postemporada del beisbol con el sorpresivo avance a la Serie Divisional de los Padres de San Diego y los Phillies de Filadelfia.  Ambos entraron por el comodín (lo que se conoce como wild card) y dejaron en el camino a los tres mejores equipos de la temporada regular (cada uno ganó 100 juegos): los Dodgers de Los Ángeles, los Bravos de Atlanta y los Mets de Nueva York.

Sin duda, en una serie corta pasa cualquier cosa.  Tanto los Padres como los Phillies se beneficiaron de tener que jugar juegos de presión de postemporada desde mediados de septiembre mientras que el nuevo formato pareció afectar a los equipos de arriba; pero así es el beisbol. Por su parte, en la Liga Americana parece que van a avanzar los dos favoritos: los Astros de Houston y los Yankees de Nueva York.  Al momento de escribir estas líneas, los Yankees tenían que enfrentar un juego de eliminación contra los Guardians de Cleveland y, pese a haber ganado su división, se esperaba que los Yankees los vencieran con facilidad,  lo que  no ocurrió.

Disminuye grandemente el número de boricuas

La sorpresiva eliminación de equipos, como los Mets de Nueva York, Cardenales de San Luis, Bravos de Atlanta y Azulejos de Toronto, ha reducido la participación boricua de una sólida de nueve peloteros a apenas dos en las figuras de Christian Vázquez y Martin Machete Maldonado. Desgraciadamente, el hecho de que ambos juegan la misma posición hace poco probable que estén en el terreno a la misma vez durante el resto de la postemporada.

Nos ha ido bien en el Sub 23

Manteniéndonos en el beisbol, el equipo Sub 23 que nos representa en el mundial de esa categoría, que se está llevando a cabo en Taiwán. China ha comenzado con el pie derecho al ganar sus primeros dos partidos frente a Cuba y México. Dos juegos tuvieron que ser pospuestos por lluvia, pero esas primeras dos victorias los ha puesto en posición de aspirar a la ronda Súper 6, donde estarán los seis mejores equipos del mundo. Este torneo nuevamente ha consolidado a Juan Igor González como uno de los grandes dirigentes de beisbol del país.

También hubo logros importantes en boxeo y lucha.

El pasado sábado, el boricua Emmanuel Many Rodríguez obtuvo una victoria sumamente importante en sus aspiraciones de ser campeón mundial nuevamente al vencer por decisión técnica al estadounidense Gary Antonio Rusell.  Con esta victoria, se convierte en el retador forzoso de la FIB en las 118 libras y mantiene vivo su deseo de obtener una revancha contra el japonés Naoya Inoue (quien con toda probabilidad unificará la división en diciembre), que noqueó a  Many en 2019.  Claro está, también existe la posibilidad de que el japonés se mueva a 122 tras su próximo combate y la victoria lleve al boricua a pelear por un título vacante de ese organismo de manera inmediata.

Por último, el presidente de la Federación de Lucha de Puerto Rico, Obed Santana,   manifestó lo satisfecho que se siente de que tres boricuas, los luchadores Darian Cruz, Sebastián Rivera y Ethan Ramos, se hayan posicionado entre los mejores 8 peleadores del mundo de sus respectivas divisiones. En el caso de Darian y Sebastián se han ubicado en la 4ta posición de sus respectivos pesos de los 57 kg y 65 kg, mientras Ethan se encuentra 8vo en los 86 kg.

Sin duda, el deporte sigue siendo el mayor productor de alegrías para el país en los tiempos difíciles que vivimos.

 

Artículo anteriorCuba y la solidaridad que el huracán no se llevó
Artículo siguienteMirada al País-Amarres a la negociación colectiva en el servicio público